Cirugía de las Orejas

La Otoplastia es la técnica quirúrgica que corrige las deformidades de las orejas.

¿CUAL ES LA CAUSA?

Una oreja puede aparecer deformada al nacimiento (deformidades congénitas) o alterarse después por diversos motivos, como cirugía por tumores, heridas y traumatismos, lóbulos rasgados o deslcolgados por el peso de pendientes… (deformidades adquiridas).

OREJAS EN ASA


Las orejas “en asa”, vulgarmente conocidas como “orejas de soplillo”son la deformidad más común. Además de la separación del pabellón suelen estar alterados también los cartílagos que dan forma a la oreja.

Pueden representar en algunos niños una fuente de problemas psicológicos, a veces no suficientemente valorados, y por ello deben intervenirse a temprana edad si el conflicto personal o escolar aparece.

Mediante la otoplastia conseguimos no solo aproximar las orejas y dejarlas pegadas a la cabeza, sino también dar una forma adecuada a las mismas, recreando su forma normal.

Se realiza a través de una incisión elíptica localizada detrás de la oreja, y que por tanto no deja cicatrices visibles

A través de esta incisión se procede al tallado de los nuevos pliegues mediante diferentes técnicas, que pueden incluir o no puntos de sutura.

Una vez eliminado el exceso de piel de detrás de la oreja se realiza la sutura para que la oreja quede pegada al cráneo; normalmente para realiza esta sutura se emplea un material reabsorbible, por lo que no es necesario retirar puntos.

Posteriormente se coloca un vendaje ligero que es necesario llevar las primeras 48 horas.

LOBULOS RASGADOS

La rotura de la porción inferior del lóbulo de la oreja puede producirse tras un tirón brusco o de forma progesiva por el efecto continuado de pendientes muy pesados.

El tratamiento es una sencilla intervención que se realiza bajo anestesia local y de forma ambulatoria.

Consiste en refrescar los bordes rasgados del lóbulos y volverlos a suturar; en ocasiones se puede reforzar esta sutura rotando una pequeña porción del lóbulo para dar mayor consistencia al nuevo agujero.

Otras veces no es necesario y se puede realizar un agujero nuevo a poca distancia.

Posteriormente se pasa una sutura por el agujero, que se mantiene anudada durante unos 15 días mientras termina de cicatrizar.

LOBULOS DESCOLGADOS

Los lóbulos descolgados se dan en mujeres que durante su vida han llevado pendientes con peso, produciendo un alargamiento de la porción inferior de la oreja que resulta muy inestética y puede, sin embargo, ser corregida con facilidad.

La técnica consiste en realizar una resección del tejido sobrante del lóbulo y suturar el resto para reducir su tamaño y darle un aspecto más natural. Es una intervención sencilla que se realiza bajo anestesia local

 Reconstrucción Auricular

En construcción